Jardín en Madrid

Con algo más de 2.000 m2 de superficie, en este jardín situado en una localidad al norte de la ciudad de Madrid se integran tanto la arquitectura de estilo minimalista como los pinos ejemplares, cipreses, ciruelos y tilos existentes a través de líneas limpias creando un lenguaje común.

El acceso a la parcela en rampa, con un juego sutil de pavimentos, acompaña en un descenso suave hacia la escalera de acceso a la vivienda y el garaje. Terrazas con árido y parterres de tomillo y cipreses secundan el descenso continuando el lenguaje ortogonal que predomina en el diseño. Frente a la escalera, a modo de espejo de la vivienda, se sitúa un frontal en el que los juegos de agua y la vegetación se entrelazan aportando serenidad y un foco visual desde el interior.

Tanto al inicio de la rampa como al final, surgen sendos caminos de jabre con los que recorrer el jardín, bien a nivel superior, bien a nivel inferior de la parcela, que conduce a la pista de padel; encontrándose en la amplia pradera y la zona de piscina. La conexión entre ambos caminos se realiza mediante un juego de muros blancos y escaleras metálicas, dirigiendo la circulación y estableciendo una estrecha relación entre la pista de padel y la vegetación circundante. Los caminos se abrazan con plantaciones adaptadas, coloridas y variadas dispuestas sobre árido decorativo. En la pradera destaca un gran banco-jardinera que recoge los cipreses y ensalza su figura.

Uno de los aspectos a resaltar era aumentar la infiltración al terreno, por ello se escogieron pavimentos de adoquín prefabricado de hormigón y caminos de cal hidráulica y arena permeables para facilitar el drenaje y las percolaciones. Otros materiales empleados son las pletinas metálicas para realizar la separación entre pavimentos y áreas ajardinadas, así como los escalones, además del acero Corten para fuentes, y maceteros de resina.

El arbolado maduro proporciona gran sombra en la parte posterior del jardín. Entre las especies aparecen Arbutus unedo, Cupresuss sempervirens, Pinus pinea, Prunus cerasifera ‘Pissardii’ o Tilia tomentosa. Además se añadieron nuevas especies que contrastará con las existentes en la zona del talud y piscina como Lagerstroemia indica y Trachycarpus fortunei.

En cuanto a las especies arbustivas, herbáceas y tapizantes de este jardín destacan Agapanthus africanus, , Echinacea Epurpurea, Erigeron karvinskianus, Erodium x variabile, Hemerocallis fulva, Salvia greggii, Thymus ‘creeping red’ y Pistacia lentiscus, Pittosporum tobira ‘nana’.

Para resaltar el jardín en las horas de menos insolación, se introduce una iluminación indirecta que resalte el arbolado, proyectándose de abajo a arriba de manera puntual, ayudando a generar un ambiente relajado y atractivo.

TRABAJOS

Oficinas Baker-McKenzie en Madrid

Jardín en Madrid

Restaurante Big Mamma en Madrid

Jardín en Madrid

Jardín en Madrid

Comunidad en Majadahonda

Oficinas en Madrid

Parque empresarial en Madrid

Jardín en Madrid

Jardín en Pozuelo

Parque empresarial en Madrid

Jardín en La Finca

Parque empresarial en Madrid

Jardín en Pozuelo

Jardín en Mallorca

Patio en Madrid

Golf & Country Club en Alicante

Ático en Madrid

Jardín en Aravaca

Jardín en Pozuelo

Adosado en Madrid