Jardín en Madrid

Este jardín ubicado al norte de la ciudad de Madrid y con más de 2.500 m2 de superficie conecta arquitectura y arbolado existente, formado en su mayoría por encinas, a través de un diseño de líneas curvas.

Se compone de acceso a garaje y zona de aparcamiento al norte unido al porche, piscina con pradera de césped y green para práctica de golf orientados a sur mediante caminos perimetrales de trazado sinuoso. El acceso peatonal desde la calle, en el lateral este de la parcela, sí respeta el lenguaje ortogonal de la vivienda.

El resto de superficie lo forman jardines perimetrales e isletas entre caminos que recogen al arbolado existente y resto de nuevas plantaciones. Estas superficies están cubiertas en su mayor parte de árido de piedra volcánica para reducir área de plantaciones y por tanto consumos de agua y facilitar el mantenimiento.

Los pavimentos son de adoquín prefabricado de hormigón sobre zahorra para la zona de aparcamiento y caminos de cal hidráulica y arena, ambos permeables para facilitar el drenaje y percolaciones al terreno. La playa de la piscina y pasos del acceso peatonal son de piedra natural caliza. Las separaciones entre pavimentos y áreas ajardinadas dibujan el trazado curvo y son de pletinas de acero. Otros materiales empleados son acero Corten para jardineras y cascada, y maceteros de terracota.

 

http://www.juancasla.com/wordpress/wp-content/uploads/2018/11/despues_af_p.jpg

El arbolado da profundidad al jardín y privacidad a la propiedad. Algunas especies seleccionadas son Acer freemanii ‘Autumn Blaze’, Cupressus sempervirens, Gingko biloba, Liquidambar styraciflua y Lagerstroemia indica.

Algunas arbustivas y tapizantes de este jardín son Agapanthus africanus, Carex muricata subsp divulsa, Echinacea purpurea, Erigeron karvinskianus, Hemerocallis fulva, Salvia greggii, Thymus ‘creeping red’ y Pittosporum tobira ‘nana’.

La iluminación indirecta, proyectada de abajo a arriba de manera puntual sobre el arbolado, así como el empleo de balizas, ayuda a generar un ambiente relajado en el que los elementos vegetales son enfatizados.

El resultado final, un jardín mediterráneo de espacios abiertos bien comunicados que invitan a disfrutar del clima local, que respeta el abolado existente y se integra con la arquitectura con un lenguaje propio. Todo ello a través de una selección de especies vegetales bien adaptadas al entorno y de un conjunto soluciones constructivas y materiales que respetan el medio ambiente, reducen el consumo de agua y facilitan el mantenimiento.

TRABAJOS

Oficinas Baker-McKenzie en Madrid

Jardín en Madrid

Comunidad en Majadahonda

Jardín en Madrid

Parque empresarial en Madrid

Jardín en Madrid

Jardín en Pozuelo

Parque empresarial en Madrid

Jardín en La Finca

Parque empresarial en Madrid

Jardín en Pozuelo

Jardín en Mallorca

Patio en Madrid

Golf & Country Club en Alicante

Ático en Madrid

Jardín en Aravaca

Jardín en Pozuelo

Adosado en Madrid